Helado de aceite de oliva

Es sencillo, es sabroso
y eleva cualquier plato
a la categoría de platazo.

¿Qué necesitamos? (20 raciones)

  • 100 g de miel
  • 500 ml de leche entera
  • 6 yemas de huevo
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra variedad arbequina

¿Cómo lo preparamos?
· Hay combinaciones que siempre son ganadoras. Suelen ser clásicos o sabores que hemos probado de nuestros padres. Las tostadas de pan con tomate, aceite y anchoas son un claro ejemplo. En esta ocasión, para darle una vuelta más a esta receta y convertir al aceite de oliva en el protagonista, hemos preparado un helado de aceite de oliva.
Con este helado conseguiremos un aperitivo, sabroso por sí solo, lleno de contrastes y visualmente muy atractivo.
· Para empezar, hay que mezclar seis yemas de huevo con 500 ml de leche entera y 100 gramos de miel. Es importante que esté bien mezclado para que al calentarlo se cocine conjuntamente.
· Una vez mezclado, lo llevamos al fuego y cocinamos durante 10-15 minutos, sin parar de remover, hasta que la masa espese. Es importante que no llegue a hervir, ya que la leche podría cortarse y habría que volver a empezar. Una vez haya pasado el tiempo marcado y la mezcla haya espesado, apagamos el fuego, añadimos 100 ml de aceite de oliva virgen extra, variedad arbequina, y removemos hasta conseguir una masa fina y homogénea.
· Dejamos reposar la masa hasta que pierda el calor y lo congelamos durante 4 horas. Es importante que, cada media hora, se saque el helado del congelador y se mezcle bien. Este paso convertirá la crema en el helado más cremoso.

Al cabo de 4 horas…
· Llega el momento de la verdad. Para servir el helado, es necesario tener un vaso con agua caliente. Daremos vueltas con cucharita para que ésta se caliente y consiga sacar bolas de helado. Hacemos las bolas de helado y las colocamos sobre la tostada de pan con tomate y anchoa.

¿Tienes una fiesta?
· En caso de querer dejar las bolas preparadas con antelación, bastará con darles forma y guardarlas en un recipiente, dentro del congelador, hasta el momento de servir el helado.
· Es un truco ideal para cuando tenemos invitados y hay que tener varias elaboraciones listas desde el día anterior y así dejar el último momento para los preparativos finales y los pequeños detalles.

Perfecto para sopas de tomate
· Este helado también es una opción perfecta para acompañar una sopa fría de tomate. Además de vistoso, le dará un toque dulce y refrescante al plato.

ACABADO

Descubre la vídeo receta aquí.
Antes de probar esta receta, comprueba que no seas alérgico a la miel.
Si no sabes dónde encontrar miel, polen y demás productos de apicultores, te recomendamos www.ventademiel.es
Y recuerda, si vas a cocinar esta receta, no te olvides de colgar una foto en tus redes sociales con la etiqueta #puredepalabras 🙂

Helado de aceite de oliva puredepalabras
Helado de aceite de oliva. Foto: @grardfelip

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.