¿Te apetece risotto,
pero no quieres tomar arroz?
Corta nabo a taquitos
y ¡déjate sorprender!

El pulpo gusta
de cualquier manera,
pero esta versión de
Cartagena está riquísima.